Los tiempos difíciles

Los tiempos difíciles son buenos como verdadera medida de quiénes somos, como oportunidad para destacar por nuestro espíritu, determinación y compromiso. La adversidad forja carácter y dispara el ingenio.

Por naturaleza el ser humano tiende a invertir los esfuerzos justos para mantener el status. En épocas de bonanza cuesta salir de nuestra zona de confort ¿Para qué? Si ya estamos bien.

El verdadero potencial del ser humano se demuestra ante la adversidad. Afortunadamente hace muchos años que abandonamos entornos de supervivencia. Quienes lo han vivido, aseguran que las situaciones límite nos demuestran hasta dónde podemos llegar y ese límite está mucho más lejos de lo que imaginamos.

He tenido la suerte, a lo largo de mi carrera profesional, de trabajar en África. Resulta impactante ver lo que puede llegar a hacer el ser humano para sobrevivir ¡Qué lejos estamos de tener que salir de casa todas las mañanas buscando algo que llevarse a la boca… para desayunar!

Quizás nunca hubiéramos deseado llegar donde ahora estamos, pero el futuro de ayer es el presente de hoy; no pensemos que el mañana nos traerá una suerte mejor, el futuro ya está aquí, es ahora ¡Actuemos! Atrincherarse en espera de tiempos mejores es letal. No me canso de leer lo que escribió el genio Einstein: “La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. Es en la crisis que nacen la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar superado“.

 

Imagen: lisasolonynko

Tags:

Suscríbete gratis a las actualizaciones de nuestro blog

Suscríbete a nuestro blog para recibir las actualizaciones de la web

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario